Una de las características más remarcables del bosque fueguino es que corresponde al bosque más cercano a la Antártida. También se lo llama comúnmente bosque magallánico o subantártico. Un rasgo sorprendente de los árboles que lo componen, principalmente del género Nothofagus, es su capacidad para vivir en condiciones sumamente rigurosas: una delgada capa de suelo (a veces no supera los 10 cm.), pendientes abruptas, expuestos a fuertes vientos, con ráfagas de más de 100 km/h en algunas oportunidades y una temperatura media anual (en la zona de Ushuaia) de 5ºC y precipitaciones que varían entre los 300 y 5000 mm.

En condiciones extremas crece este bosque de fagáceas, sirviendo de soporte a miles de otros seres vivos que forman este ecosistema de características muy peculiares. De las tres especies que lo conforman, dos son de follaje caduco: la lenga (Nothofagus pumilio) y el ñire (Nothofagus antarctica) y una es perenne, llamada guindo o coihue de Magallanes (Nothofagus betuloides).Hay otras especies de árboles, pero son mucho menos abundantes. La especie sometida a aprovechamiento es principalmente la lenga.

Webcam

¡Descubrí el Fin del Mundo en vivo y directo!

Subimos fotos diarias para que sin moverte de tu lugar, puedas conocer la ciudad más austral de mundo.

Ingresá

Calendario de eventos

Los eventos desarrollados en el último rincón de la tierra, imprimen una mística singular en la memoria de los que forman parte de ellos. Conocé los eventos culturales y deportivos que se desarrollan a lo largo de toda la provincia.

Ver calendario de eventos

Centros invernales

Desde el comienzo del día numerosos vehículos avanzan rumbo a los centros invernales entre sinuosos caminos de montaña, siendo recibidos calurosamente por los ladridos de los perros de tiro que habitan en el lugar. Aquí, esquiadores profesionales y amantes de la nieve disfrutan de las más diversas actividades y gastronomía fueguina.

Ver centros invernales